Recibir llamada
¿Qué seguro quieres comparar?

Calcula tu presupuesto

En 1 minuto
Ahorra hasta un 50%

Recibir llamada gratis

Los daños más frecuentes al aparcar

Aparcar es una maniobra sencilla. Pero, ¿verdaderamente lo es? No son pocos los accidentes que se producen mientras estamos realizando nuestro aparcamiento.

En España todavía no existen cifras exactas pero sí podemos recoger un estudio que se ha elaborado en Inglaterra y que cifra en 1000 incidentes al día sólo con esta maniobra.

En España sí se sabe, según Unespa, que los conductores más jóvenes son los que más lo sufren debido a su falta de experiencia. Es cierto también que muchos de estos incidentes son leves y que ni siquiera hacer falta dar parte al seguro.

Los más frecuentes

Lo más frecuente es que cuando vamos a aparcar golpeemos nuestro vehículo en alguna columna o bolardo. En este caso la  mayoría de los conductores no da parte al seguro.

Ahora bien. Los daños más graves se producen cuando colisionamos con otro vehículo aparcado. Aquí los daños son cuantiosos y es entonces cuando sí damos parte al seguro y por tanto entran ya en las estadísticas.

También es frecuente chocar con otro vehículo cuando estamos maniobrando, especialmente cuando nos estamos incorporando a la vía desde el aparcamiento. Si el choque es contra una motocicleta o una bicicleta, desgraciadamente los daños son mayores y las secuelas físicas también.

El más grave, por supuesto, es cuando hay un peatón involucrado. Esto suele suceder en la mayoría de las ocasiones en garajes y centros comerciales debido a que peatón y coche están compartiendo un mismo espacio

De ahí la importancia de que los conductores más jóvenes cuenten con una póliza adecuada para ellos. Existe una gran oferta en el mercado. Una buena opción para contratar un seguro adecuado es acudir a los comparadores de seguros y adquirir aquél que ofrezca las mejores garantías al mejor precio.

El responsable del siniestro

Aunque dependiendo de la gravedad del siniestro muchas veces no se da parte al seguro, cuando existen daños materiales lo mejor es dar parte para que el causante del siniestro abone los daños materiales. Muchas veces es difícil dilucidar quién es el responsable.

La norma general es que el vehículo que estaba en movimiento es el responsable del suceso. Nos referimos a aquel que se está incorporando a la vía.

En el caso de los peatones lo más general es que la culpa también sea del vehículo a menos que se pueda demostrar que el peatón estaba cometiendo una imprudencia.

Consejos para aparcar

Aparcar no sólo consiste en introducir nuestro coche en el hueco que hayamos visto. También significa estar pendiente de todo lo que está ocurriendo a nuestro alrededor.

Hemos de ser conscientes de que hay tráfico en marcha. Algunas cuestiones importantes es señalizar lo que vamos a hacer con las luces de freno y los intermitentes. Es importante que el resto de conductores sepan que estamos reduciendo la velocidad. Algunas normas que nos recuerda la Dirección General de Tráfico son:

Aparcamiento en línea

·         No subirse al bordillo

·         No dejar los neumáticos aprisionados sobre el bordillo

·         No aparcar de oído, es decir, no buscar el contacto con los vehículos que ya están aparcados

·         Dejar las ruedas rectas con la única excepción de dejar las ruedas apuntando hacia el bordillo si se aparca en pendiente.

Aparcamiento en batería

·         Aparcar "de culo". De esta forma tendrás más visibilidad a la hora de incorporarte a la vía

·         No aparcar hasta que el neumático toque el bordillo porque puedes dañar los bajos

·         Dejar siempre espacio para que los conductores de ambos lados puedan entrar a sus vehículos con facilidad

La ayuda de las nuevas tecnologías

Afortunadamente, las nuevas tecnologías nos están ayudando mucho a la hora de aparcar. Cada vez es más frecuente que los coches tengan cámaras traseras que evitan que se choque con el coche de detrás. También existen infinidad de modelos de coches que tienen señales acústicas cada vez que el coche se acerca a algún obstáculo.

Es cierto que son miles los pequeños accidentes que se producen cuando estamos estacionando nuestros vehículos. Muchos son leves, con lo que no hace falta que actúe el Seguro. Pero en otros se pueden producir graves daños materiales y, lo que es peor, graves daños físicos. Así que hay que extremar la precaución en esta maniobra.

¿Has tenido algún percance mientras aparcaba? ¿Cuál fue el motivo? Contéstanos a estas preguntas después de compartir este post por tus redes sociales.

 


Coche

Moto

Ciclomotor

Camión

Bicicleta

Hogar

Salud

Vida

Mascotas

Barco

Comercio

Furgoneta

Recibir llamada

Datos de contacto

Enviar

Principales ventajas

Multitud de aseguradoras

Precios y acuerdos especiales

Multitarificador online

Respaldo técnico y humano

Pertenece a un gran equipo

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar