Recibir llamada
¿Qué seguro quieres comparar?

Calcula tu presupuesto

En 1 minuto
Ahorra hasta un 50%

Recibir llamada gratis

Sistemas de seguridad obligatorios para seguir reduciendo el número de fallecidos en carretera

El objetivo no es otro que seguir reduciendo el número de víctimas mortales en carretera hasta llegar a la cifra de 0.

En ello están poniendo todos sus esfuerzos tanto la Dirección General de Tráfico, el Ministerio de Transporte y todas las autoridades de tráfico de Europa.

Es un objetivo bonito y que puede ser factible gracias a las nuevas tecnologías.

De hecho, a partir del año 2022 será obligatorio introducir en los coches nuevos una serie de sistemas que nos acerquen a ese objetivo, según han confirmado fuentes de la Unión Europea.

Estamos hablando de asistentes electrónicos que aumenten la seguridad de los ocupantes de los vehículos y de otros agentes de la circulación como peatones y ciclistas, los más vulnerables, hoy por hoy.

Entre estos sistemas de seguridad, los más avanzados son el asistente de velocidad y la cámara de marcha atrás.

Todos estos sistemas, y según un estudio que ha sido encargado por el Parlamento Europeo, evitarán hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa en los próximos 18 años.

Se calcula que sobre el año 2050, y aprovechando todas estas tecnologías se podría llegar hasta la deseada cifra de 0 accidentes.

En este post vamos a hablar un poco del asistente de velocidad y la cámara de marcha atrás que parece que serán los primeros sistemas de seguridad obligatorios que se implanten.

Asistente de velocidad

No hace falta insistir mucho en que la velocidad, o mejor dicho, la velocidad inadecuada está detrás de la mayoría de accidentes mortales.

Es objetivo del Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte de controlarla a través de la tecnología.

Por eso se está trabajando en lo que se llama el Asistente de Velocidad Inteligente (ISA).

¿Cómo funciona? Este sistema conectará el control de velocidad del coche con el sistema de reconocimiento de señales a través de un potente software.

Es decir, que esta tecnología permitirá que automáticamente un determinado vehículo se adapte a la velocidad que marca la vía.

La gran ventaja de este sistema es que no se trata sólo de un "avisador" que indica que se están rebasando los límites de velocidad sino que la limita automáticamente.