Segurojoven.com - Comparador de seguros de coche y moto contctanos


Las mejores diez ideas para conseguir el máximo rendimiento del automóvil

A pesar de que en las últimas semanas el precio del combustible ha caído a precios que ya poco recordaban quedando en alrededor de 1,2 euros el litro de gasolina e incluso por debajo de 1 euro el litro de diesel, el consumo de carburante sigue siendo una de las principales obsesiones de los conductores en las temporadas vacacionales, pues en el momento de hacer un largo desplazamiento de 600 kilómetros, por ejemplo, el ahorro puede ser de más de 40 euros sumando trayectos de ida y vuelta.


Remostando


Es por ello por lo que la búsqueda de la máxima eficiencia es siempre uno de los quebraderos de cabeza para los conductores, aunque también lo es para las marcas de carburantes, que mediante campañas de optimización de consumo consiguen en muchas ocasiones un mejor posicionamiento de marca de cara a los clientes.

En este sentido, de cara al verano y especialmente a las vacaciones dentro del país, la marca Galp Energía ha realizado un estudio en el que propone diez ideas para mejorar los índices de consumo de cada automóvil, que a pesar de que no consigan reducir drásticamente el gasto, si pueden a ayudar a abaratar sensiblemente el precio de un largo viaje.

En primer lugar, Galp habla del momento de iniciar la marcha señalando que en los coches diesel es necesario esperar unos segundos con el motor encendido para obtener el 100% de la potencia requerida, mientras que en los coches gasolina se puede iniciar la marcha en el mismo momento en el que se enciende el motor.

Una vez iniciada la marcha, la marca de combustibles recomienda llevar los automóviles entre las 1.500 y las 2.000 revoluciones en el caso de los diesel y entre 2.000 y 2.500 vueltas en el caso de los coches gasolina, utilizando la primera marcha, la que más gasta de todas las que tiene nuestro automóvil, únicamente para arrancar el vehículo. Además, es recomendable mantener una distancia de seguridad apropiada con el automóvil que nos precede, no solo por seguridad, sino porque de este modo evitaremos frenazos bruscos que disminuyan la inercia de nuestro coche, para lo que después necesitaremos nuevamente pedir potencia y consumo al motor.

Pensando también en el ahorro de combustible es aconsejable realizar frenadas lo más suavemente posible cambiando de marcha a una inferior tan tarde como sea posible. Una vez detenido el vehículo es preferible apagar el motor aunque la parada sea corta, pues en la actualidad la calidad de las baterías y el poco consumo de energía eléctrica que necesitan los motores para arrancar hacen que el encendido del coche no sea un problema para las unidades eléctricas.

Por último, como ya hemos señalado en otras ocasiones, el aire acondicionado debe estar en una temperatura cercana a los 24 grados para no exigir un rendimiento extra al vehículo, además de ser también imprescindible que todas las ventanillas del coche estén completamente subidas para mejorar la aerodinámica del coche.



Logo Segurojoven

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X