Recibir llamada
¿Qué seguro quieres comparar?

Calcula tu presupuesto

En 1 minuto
Ahorra hasta un 50%

Recibir llamada gratis

¿En qué supuestos se ha de rebajar el límite de velocidad?

Todas las vías y carreteras tienen fijado un límite de velocidad que ha marcado la Dirección General de Tráfico. Pero, ¿cuándo es conveniente rebajar ese límite? Esta es la pregunta que vamos  a contestar en este post.

La velocidad es un grave problema para la seguridad vial. De hecho, una velocidad inadecuada es la responsables de más de 6.000 siniestros, según las últimas cifras que se conocen. Esto supone el 8 por ciento del total de accidentes.

En casi 300 accidentes se tuvieron que lamentar víctimas mortales. Esto constituye un porcentaje del 23 por ciento. Un tanto por ciento muy elevado que lo único que demuestra es que todos vamos más deprisa de lo que sería conveniente.

Los límites máximos que debemos respetar cuando estamos circulando en carretera están recogidos en el artículo 48 del Reglamento General de Circulación. Estos son:

·         120 km/h en autopistas y autovías.

·         90 en las carreteras convencionales para turismos y motocicletas (este último entró en vigor en enero de 2019).

·         Para autobuses, camiones y otros vehículos los límites son menores.

Pero, atención, porque no en todos los tramos de estas carreteras podemos circular al límite máximo tal y como se indican desde la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA).

En algunos de ellos se han de rebajar los límites para garantizar una conducción segura y que el conductor esté en condiciones óptimas de seguridad y comodidad.

Se rebaja este límite de velocidad para que la frenada sea la correcta, para que el conductor tenga tiempo suficiente de frenar ante un imprevisto.

¿Y cómo se reduce el límite de velocidad en una determinada vía? Se realiza a través de una fórmula matemática en la que se tienen en cuenta muchas variables, a saber:

·         La capacidad de percepción y reacción del conductor

·         La capacidad de frenado del vehículo

·         El coeficiente de rozamiento y la visibilidad geométrica de la carretera.

 

Supuestos para aplicar las reducciones de velocidad

¿En qué supuestos se aplican las reducciones de velocidad? Vamos a verlos:

1.       Cuando disminuye la visibilidad. Como ocurre, por ejemplo, en las curvas.

2.       En los cruces de carretera, incluso cuando se tiene preferencia de paso. Debe existir la visibilidad suficiente como para que los conductores que circulan por la carretera que tiene prioridad puedan detener su vehículo en caso de que otro vehículo esté cruzándola de manera imprevista.

3.       Por motivos de seguridad vial. Las condiciones de la vía, el estado del firme, las condiciones meteorológicas, una mayor presencia de vehículos pesados (camiones) o retenciones frecuentes pueden hacer aconsejable establecer unos valores que aumenten la seguridad de todos los usuarios

Travesías

Nos centramos a ver qué ocurre con la velocidad en las travesías. Como bien sabrás la velocidad genérica en las travesías se ha situado en 50 kilómetros por hora.

Pero dependiendo del número de población y con acuerdo con el titular de la vía que suele ser el ayuntamiento, este límite marcado en 50 kilómetros por hora se puede o bien reducir o bien incrementar.

Bien es cierto que los ayuntamientos están optando por rebajar el límite de velocidad en las vías urbanas para proteger al peatón, que es el agente de tráfico más vulnerable. Sin embargo, y según ley, sí tienen la capacidad de incrementar el límite de velocidad.

Según la DGT, "este cambio debe ajustarse a la tipología de la travesía, la configuración urbana de la población atravesada, el tipo de tráfico soportado por la carretera (largo o corto recorrido, número de vehículos pesados, intensidad media diaria, etc.), y fundamentalmente al grado de coexistencia entre tráfico motorizado y usuarios vulnerables".

No obstante, la Dirección General de Tráfico apuesta porque la velocidad segura de circulación en el caso de que coexistan peatones, ciclistas y vehículos a motor debería no sobrepasar los 30 kilómetros por hora. 


Coche

Moto

Ciclomotor

Camión

Bicicleta

Hogar

Salud

Vida

Mascotas

Barco

Comercio

Furgoneta

Recibir llamada

Datos de contacto

Enviar

Principales ventajas

Multitud de aseguradoras

Precios y acuerdos especiales

Multitarificador online

Respaldo técnico y humano

Pertenece a un gran equipo

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar