Segurojoven.com - Comparador de seguros de coche y moto contctanos


Los cuatro problemas de los jóvenes para empezar a conducir

Hoy en día los jóvenes españoles tienen cada vez más difícil ponerse al  volante de un vehículo, no porque las normas de tráfico hayan cambiado en los últimos años, sino porque el panorama al que se enfrentan a la hora de hacerse con un carnet de conducir, comprar un coche o incluso sacarse un seguro se hacen tan complicadas que resulta casi imposible llegar a circular en igualdad de condiciones con el resto de conductores.

Prueba de ellos es el brutal descenso de jóvenes en las carreteras que se ha podido ver durante los últimos siete años, principalmente desde el inicio de la crisis económica, y que ha llevado a rebajar en un 31 por ciento el número de conductores menores de 25 años desde el año 2009, según un estudio realizado por Segurojoven.com en el mes de mayo, algo que también corrobora un informe de la consultoría PONS Seguridad Vial que cifra este descenso en torno al 50 por ciento desde el año 2008.


Conductores jóvenes


Pero los problemas que se le plantean a un joven no son únicamente económicos como consecuencia de la crisis, sino que las circunstancias generales llevan irremediablemente a esta situación. ¿Cuáles son estas circunstancias?

1.      Precio al alza del carné de conducir: Un reciente estudio dado a conocer por la consultoría PONS Seguridad Vial ha llegado a la conclusión de que el negocio de las autoescuelas es un modelo al alza que ha hecho aumentar en un 16 por ciento el número de centros de enseñanza, algo que sin embargo, lejos de favorecer a la bajada de precios, ha dejado los precios estancados o incluso superiores a los de antes de 2008, además de que el precio de las tasas de examen han incrementado su valor al menos en el valor del IPC.

2.      Elevado precio del seguro: La siniestralidad de los jóvenes conductores sigue siendo muy importante respecto a la del resto de conductores de edades superiores y esto siempre se ve reflejado en las primas que las compañías aseguradoras establecen para aquellos que no sobrepasan los 25 años de edad, un momento en el que prácticamente la totalidad de las empresas del sector levantan la mano para mejorar las condiciones de aseguramiento a los conductores.

3.      Falta de ayuda a la compra de vehículos: Una vez sacado el carné de conducir es imprescindible tener un coche con el que moverse y este es otro de los mayores problemas para un conductor inexperto. En la actualidad, a pesar de que el Gobierno ha incentivado la venta de vehículo nuevo para aquellos que quieren renovar su coche antiguo, estos planes nunca llegan a ser efectivo para conductores primerizos, pues estos no tienen nunca un coche previo. Esto hace también que el coche de segunda mano tenga un valor superior y, por otro lado, tampoco se han preparado planes de ayuda a venta para jóvenes ni de coches nuevos ni de ocasión.

4.      Falta de acceso al mercado laboral: Seguramente todos los problemas podrían resumirse en la falta de recursos económicos de los más jóvenes, que viene propiciada directamente por la falta de acceso a un trabajo que proporcione dichos recursos. El carné de conducir podría llegar a ser una de las cuestiones en las que la administración pública debería dar facilidades a  los conductores jóvenes, especialmente porque estar en posesión de dicho permiso facilita la inserción laboral y, en este sentido, la falta de recursos económicos redunda en una desigualdad entre los que pueden y los que no pueden costeárselo.



Logo Segurojoven

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X