Recibir llamada
¿Qué seguro quieres comparar?

Calcula tu presupuesto

En 1 minuto
Ahorra hasta un 50%

Recibir llamada gratis

Los beneficios de usar el casco en los vehículos de movilidad personal

Los vehículos de movilidad personal tales como bicicletas, patinetes eléctricos o monopatines han venido para quedarse con nosotros durante mucho tiempo.

Son vehículos económicos, muy ligeros y –un aspecto que nos interesa a todos- muy respetuoso con el medio ambiente.

Pueden ser la solución a los grandes atascos que sufren las ciudades y pueden ser una solución también a la falta de aparcamiento y a la "desesperante tarea" de encontrar un hueco para estacionar el vehículo de cuatro ruedas o tener que pagar las tarifas de un aparcamiento público.

Pero todos estos vehículos de movilidad personal cuentan con una gran desventaja. Que son los más inestables. Otra gran desventaja es que el chasis de este vehículo es el cuerpo humano y los conductores están más expuestos a sufrir lesiones graves o muy graves.

¿Cómo se pueden evitar estos daños? Con el uso masivo del casco. De hecho, las lesiones cerebrales son las más frecuentes entre los ciclistas fallecidos en accidentes de tráfico, una de cada tres lesiones (31 por ciento de los casos), según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) del período 2006-2015.

Daños irreversibles en el cerebro

Ningún especialista puede decir lo contrario. El cerebro es el órgano más crítico y al que debemos proteger de cualquier golpe. Si éste se produce, si existe un traumatismo los daños físicos o psicológicos pueden ser irreversibles.

Tal y como indica Javier Villacorta, ingeniero experto en seguridad pasiva e investigador de la Fundación para la Investigación y Desarrollo en Transporte y Energía (CIDAUT), "los cascos se han diseñado para evitar daños por fracturas en el cráneo por impactos severos en la cabeza. Pero desde hace años sabemos que hay otro tipo de daños producidos por rotaciones violentas de la cabeza –por una brusca deceleración, por ejemplo– que pueden producir roturas internas en el cerebro",

Incremento de la siniestralidad

Más de 9 millones de personas en España utilizan la bicicleta, según los últimos datos que hemos extraído del Barómetro de la Bicicleta que data del año 2019. Casi dos millones las utilizan a diario.

Y según la Federación de Vehículos de Movilidad Personal se calcula que en España ya están circulando más de 650.000 patinetes eléctricos.

Es evidente que con estos datos también se ha producido un incremento de la siniestralidad en este tipo de vehículos.

Según un portavoz del SAMUR de Madrid, tras el confinamiento, el número de intervenciones en accidentes de bicicletas y patinetes "subió casi el doble, probablemente debido al repunte en el uso de la bici. Es indiscutible que el casco reduce la gravedad de las lesiones. A determinadas velocidades, puede ser la diferencia entre secuelas permanentes o la muerte".