Segurojoven.com - Comparador de seguros de coche y moto contctanos


La importancia de un Airbag con un buen funcionamiento


Desde hace alrededor de 15 años el Airbag es ya uno de los sistemas de seguridad más habituales entre los vehículos que circulan por las carreteras españolas, algo que tienen mucho que ver con el hecho de que desde hace al menos 5 años sea completamente obligatorio en todos los vehículos de nueva comercialización, al menos en el caso de las bolsas delanteras de conductor y copiloto.

En el caso de vehículos cuya fabricación fuera en fechas previas a la obligatoriedad de este sistema de seguridad, la ley permite, por supuesto, que los coches sigan circulando y aprueben las revisiones técnicas realizadas por la ITV, pues la implantación de este sistema en vehículos antiguos podría tener en muchos casos un coste muy superior al del valor venal del propio vehículo.

Airbag

Sin embargo, a pesar de que en una gran cantidad de los coches que circulan por España comenzaron a hacerlo antes de que la inclusión del Airbag fuera obligatorio, un gran porcentaje de los mismos, seguramente superior al 90 por ciento contaban con esta medida para los accidentes. La inclusión del Airbag en estos vehículos, ahora con más de una década de antigüedad, hizo además que la ITV comenzara a tener en cuenta este sistema para la aprobación de sus revisiones, es decir, que en el caso de que el coche tuviera llevara Airbag desde su fabricación y éste no tuviera un correcto funcionamiento, el coche no podría seguir circulando hasta que no realizara la pertinente reparación.

Esta situación se hizo necesaria porque el Airbag puede ser, además de un elemento que salve vidas en un accidente, un peligroso enemigo si no tiene un buen funcionamiento, pues un error a la hora de activarse automáticamente podría hacer que no se ejecutara en el momento preciso causando graves lesiones a los ocupantes si se activara un segundo después de haber colisionado el vehículo, por ejemplo, pues impulsaría al conductor hacia el asiento a gran velocidad y, en lugar de evitar un impacto contra el volante, causaría un segundo impacto, en este caso contra el asiento.

Pero la situación podría ser incluso peor en el caso de que el airbag saltara cuándo el coche se encuentra en plena circulación, pues en sería entonces el causante de un accidente que, dependiendo de las circunstancias, podría llegar a ser unas graves consecuencias.

En este vídeo se pueden ver las consecuencias de lo que podría ser un airbag mal calibrado, donde el impacto se produce directamente sobre una zona completamente dura, mientras que al saltar el airbag el ocupante del vehículo sufre un fuerte impacto en el momento de la colisión y un segundo golpe con la activación del sistema, en este caso tan solo una décima de segundo más tarde de cuando debería haberlo hecho.



Logo Segurojoven

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X