Segurojoven.com - Comparador de seguros de coche y moto contctanos


El frenado automático reduce hasta un 27% las reclamaciones a aseguradoras

Las empresas aseguradoras es unos de los sectores económicos relacionados con el mercado de la automoción que más beneficios encuentra en los avances tecnológicos, principalmente en aquellos que pueden reducir la siniestralidad cuando se trata de pequeños siniestros.

Y es que el frenado automático que ya muchos coches incorporan puede llegar a reducir la siniestralidad y las reclamaciones a las empresas del sector asegurador hasta un 28 por ciento en ciudad, algo que podría repercutir muy positivamente tanto en el beneficio de las aseguradoras como en el precio final de las pólizas para los coches que incorporan esta tecnología.

Baja siniestralidad

Así lo señala la marca automovilística Volvo en un estudio realizado junto a las aseguradoras escocesas If y Volvia en el que ha llegado a la conclusión de que no es que sea menor únicamente el número de accidentes, sino que puede hacer una reducción importante de la gravedad de los mismos.

En primer lugar, en el caso de una colisión  bajas velocidades por alcance de vehículo, algo muy habitual en las grandes poblaciones, el sistema de frenado automático reduce notablemente las consecuencias de un accidente, pues en el caso de que no se llegara a la detención completa del automóvil, los daños que sufriría serían muy inferiores en comparación con un coche sin esta tecnología.

Por otro lado, al reducir automáticamente la velocidad, las lesiones físicas como los latigazos cervicales u otras lesiones en el cuello serían muy inferiores en número, algo muy importante para las empresas del sector asegurador si se tiene en cuenta que el grueso de las indemnizaciones que éstas tienen que abonar a aquellos que se ven involucrados en un accidente se debe principalmente a los daños físicos.

De esta forma, el estudio apunta a que los coches que incorporan este nuevo sistema de seguridad de Volvo y circulan a una velocidad de entre 30 y 50 kilómetros por hora (muy habitual en ciudad) se vieron envueltos en un 28 por ciento menos de colisiones que la media de vehículos, una cantidad lo suficientemente importante como para tenerla en cuenta.

Con todo ello, es lógico pensar que un vehículo que incorpore este u otro sistema de similares características podría pagar un importante porcentaje menos por el seguro de coche, algo que según las dos aseguradoras colaboradoras en el estudio se podría traducir en un ahorro de entre el 20 y el 30 por ciento.



Logo Segurojoven

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X