Segurojoven.com - Comparador de seguros de coche y moto contáctanos

Home > Seguros de coche > Tipos de vehículos

TERCEROS ROBO E INCENDIO CON FRANQUICIA TODO RIESGO
Imagen cobertura terceros desde 176€ Imagen cobertura terceros ampliado desde 198€ Imagen cobertura todo riesgo con franquicia desde 341€ Imagen cobertura todo riesgo sin franquicia desde 560€
Imagen automóvil
Barato y de confianza
Compara seguro
COCHE

Seguros para coche tuning

Se ha convertido, ya desde hace algunos años, en un movimiento social que agrupa a las personas en torno al culto a los automóviles y a la personalización extrema de los mismos. Se trata de una cultura en la que los conductores hacen que su coche sea único, como una extensión de su propio cuerpo.

Es por ello por lo que cuando un conductor quiere contratar un seguro para tuning busca siempre la máxima protección, pues se trata de un bien extremadamente valioso y, por supuesto, único e irreemplazable.

Por otro lado, si bien es cierto que habitualmente los automóviles que van a ser tuneados son automóviles muy comunes y con precios económicos, el valor final del coche tuning aumenta considerablemente al ser modificado por su propietario, ya que la gran cantidad de extras que se le añade hace que el coste final pueda duplicar o incluso triplicar su valor.

Y es que la modificación puede ser tan amplia que cambie por completo su aspecto y prestaciones. Si hablamos del exterior, un automóvil tuneado suele tener cambios en los bajos, con faldones que hacen que el coche tenga circule más pegado a la calzada; en la parte trasera, con alerones que den aspecto deportivo; tintado de lunas, cambio de faros, pintura y vinilos, retrovisores, chapa, tubo de escape etc.

En cuanto a la cabina de conducción, el vehículo tuning suele ser equipado con potentes equipos de sonido, asientos deportivos e, incluso, con molduras que cambian por completo el aspecto del salpicadero. Por último, en cuanto a la parte técnica, el automóvil tuning tiene habitualmente modificaciones orientadas a aumentar su potencia o mejorar algunas de sus prestaciones. Estos cambios atañen como norma general al motor y la suspensión, lo que hace que el coche tenga características similares a un vehículo de competición.

Asegurar un coche tuning

El primer problema que el conductor se suele encontrar cuando pretende contratar un seguro para coche tuning. Las aseguradoras, que calculan los precios de sus pólizas con datos estadísticos sobre siniestralidad, evitan en muchas ocasiones realizar contratos con automóviles modificados ya que, bien sea por su potencia, o por el tipo de conductor que se pone al volante de estos automóviles, el riesgo de ser víctima o causante de un accidente es mayor que en otros casos.

Además, el elevado precio de los componentes que los propietarios incluyen en sus vehículos tuning hacen que la reparación en caso de que se sufra un accidente sea sumamente más costosa que si trajera sus componentes comunes de fábrica.

El último factor que influye en el precio final del seguro es, como en otro tipo de pólizas, la edad del conductor. Pero si una corta edad o una baja experiencia son determinantes en el precio del seguro de otros coches, en el caso del precio del seguro se convierte en una circustancia determinante, pues se trata de automóviles sustancialmente peligrosos que alcanzan velocidades realmente altas en muy poco tiempo.

Estas son las razones por la que en algunos casos, no solo los precios de los seguros para coche tuning pueden ser elevados, si no que algunas compañías no quieren oír hablar de este tipo de vehículos.

En otras ocasiones, por el contrario, las compañías aseguradoras exigen simplemente un certificado de la Inspección Técnica para certificar la validez de los componentes que estos vehículos llevan incorporados. De esta forma las empresas aseguradoras tienen acreditada la homologación y entienden, por lo tanto, que se trata de un vehículo apto para circular.

Conflictos tras ser asegurados

En algunas ocasiones, sobre todo cuando la contratación del seguro se realiza de forma telefónica o a través de Internet, pueden surgir problemas en el momento de la reclamación a la aseguradora por haber sufrido un accidente de tráfico. Se puede dar la circunstancia de que la aseguradora, por no tener constancia de ciertos elementos extras o que no vienen incluidos por el fabricante del vehiculo, se desentienda de cualquier responsabilidad en las indemnizaciones o reparaciones, pues podría declarar la póliza de seguro como nula.

Esto también puede afectar a las modificaciones que se hagan después de contratar el seguro, pues si existe la obligación de informar de todos los extras de un automovil cuando se adquiere una nueva póliza, la misma obligación existe cuando se personaliza el coche tras la contratación del seguro. En algunos casos, tras haber informado de una modificación sustancial, la compañía aseguradora puede cambiar las condiciones del seguro e incluso anular la póliza por considerarla nó válida para el automóvil o el conductor.


Principales aseguradoras de coche

Logo Segurojoven

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X