Segurojoven.com - Comparador de seguros de coche y moto contctanos


Los cuatro sistemas de seguridad que evitarían el 22% de los accidentes mortales

Según un estudio realizado recientemente por una importante aseguradora española, en colaboración con el Centro de Zaragoza, el 22 por ciento de los accidentes de tráfico con víctimas mortales podría haberse evitado si los vehículos implicados hubieran estado equipados con alguno de los cuatro sistemas de seguridad que, a la vista de este estudio, resultan más efectivos para la prevención de colisiones en carretera o la minimización de daños físicos importantes.

Zaragoza


Estas ventajas, según el citado estudio, se traducirían en la reducción de más de 400 víctimas mortales cada año, llegando a eliminar cerca de 23.000 accidentes con víctimas (fallecidos, heridos graves y heridos leves) cada ejercicio, lo que supondría una bajada del 27 por ciento de este tipo de incidentes.

Se trata de cuatro avanzados sistemas tecnológicos de seguridad que si bien es cierto están ya implantados en muchas de las marcas que el mercado automovilístico presenta en nuestro país, son aún desconocidos para una gran parte de los conductores españoles, concretamente para el 96 por ciento de los usuarios de las carreteras.

El primero de estos cuatro sistemas de seguridad es el sistema de frenado de emergencia autónomo que realiza una frenada de forma automática cuando detecta un inminente colisión con otro vehículo o con un cuerpo inmóvil, un sistema que fue incorporado ya en el 16 por ciento de los vehículos vendidos en España durante el 2013.

Con esta medida de seguridad se prevé que se podrían salvar cada año una cantidad superior a 200 vidas en la carretera llegando a reducir en un 19 por ciento el número de accidentes con víctimas en las carreteras, un número cercano a los 15.900 siniestros. En cuanto al número de heridos graves la cantidad de víctimas que se conseguiría erradicar ronda la cifra de 1.300 mientras que el número de heridos leves que no sufrirían lesiones de importancia sería de en torno a los 22.500.

Otro sistema mucho más innovador que el anterior es el de ayuda a mantenimiento en el carril instalado ya en el 40 por ciento de los coches vendidos en 2013, una moderna tecnología que es capaz de identificar las líneas de pintura que delimitan cada carril para avisar al conductor si este las rebasara accidentalmente, o incluso llegar a corregir la trayectoria si el conductor no pudiera hacerlo.

Según el estudio realizado la ayuda en la dirección salvaría la vida de hasta 110 personas anualmente y conseguiría reducir el número de heridos graves en cerca 450 víctimas, así como los 2.500 heridos leves que resultarían ilesos gracias a este moderno sistema.

La detección de cansancio o fatiga, por su parte, consiste en una avanzado equipo instalado en el 23 por ciento de los coches vendidos en 2013 que detectaría la falta de atención del conductor como consecuencia de cansancio al volante, algo que estadísticamente podría salvar de la muerte a unas 90 personas anualmente, mientras que los accidentes con víctimas en cualquiera de sus grados se reducirían en más de 2.000 personas cada año.

El último de los sistemas de seguridad analizados para este estudio ha sido el de detección de ángulos muertos para adelantamientos, algo que resulta de gran utilidad especialmente en autopistas para asegurarse de no colisionar con vehículos en los carriles laterales en los cambios de carril y en las carreteras convencionales para adelantamientos seguros.

Esta medida de seguridad implantada ya en el 29 por ciento de los coches vendidos en 2013 salvaría hasta 16 vidas cada año mientras que reduciría el número de heridos graves y heridos leves en 170 y 3.000 heridos respectivamente.

Faltará ahora escuchar a las aseguradoras españolas para conocer si estos modernos sistemas conseguirán reducir también el precio del seguro de coche, pues a pesar de que se trata de elementos que resultan muy costosos de incorporar al vehículo, puede reducir en gran medida el número de víctimas con daños corporales en accidentes, algo que como ya revisamos en estae blog, se trata del tipo de siniestro más costoso para las empresas aseguradoras.




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X