Segurojoven.com - Comparador de seguros de coche y moto contctanos


Los atascos y el estrés, algo del pasado con los nuevos avances

Tal como hemos podido ver en las últimas semanas, el sueño de ser trasladados en nuestro coche particular de forma automática sin tener que controlar nosotros mismos la velocidad o la dirección del vehículo, está cada vez más cerca con la inminente llegada a las carreteras españolas de los coches autónomos.

Si hace poco era Citroën quien se aventuraba a realizar un viaje de casi 600 kilómetros de forma independiente para aligerar principalmente los trayectos de vías rápidas como son autopistas y autovías, otra marca, en este caso la americana Ford, plantea ahora nuevas incorporaciones tecnológicas orientadas a las retenciones y los atascos.


Coche autónomo de Ford


Se trata de una idea basada principalmente en la conducción automática, pero extendiendo este servicio, no solo al cambio de marchas que ya hoy en día conocemos, sino a la dirección, la aceleración y el frenado. El nuevo sistema pretende concretamente dar servicio cuando el tráfico es muy lento y con paradas constantes de circulación reanudando la marcha y frenando según las posibilidades circulatorias.

El sistema podrá activarse fácilmente en el momento en el que estemos detenidos en un atasco y podrá también anularse su funcionamiento tocando cualquiera de los mandos (acelerador, freno o volante) de forma que aunque habrá que mantener un mínimo de atención, se aligerará mucho la insoportable tarea de la conducción en retenciones.

Pero no es solo el estrés lo que Ford pretende aminorar con los nuevos sistemas que quiere implantar en sus vehículos, sino que promete disminuir el número de accidentes por alcance durante los atascos, además de aligerar el tráfico cuando la carretera está muy colapsada.

En primer lugar, en cuanto al número de siniestros, Ford defiende que mediante el radar y las cámaras que controlan la distancia con los coches precedentes, se conseguirá mantener siempre una distancia de seguridad suficiente que permita no colisionar aunque haya frenazos bruscos.

Por otro lado, estiman también que podrán mejorar la circulación, pues gran parte del atasco se produce por el tiempo de reacción elevado que un conductor distraído y atrapado en un embotellamiento sufre al tener que arrancar y parar su coche constantemente.

Como otras marcas de mayor postín, Ford también trabaja ya en el aparcamiento remoto del vehículo que insignias como BMW ya ha incorporado en sus modelos más lujosos. Tal como ya hemos hablado en algún ocasión, este tipo de sistemas permitirá al conductor abandonar el automóvil y controlar el aparcamiento desde un mando por control remoto, que bien podría ser del tamaño de una llave. Con ello, no solo conseguirá controlar la distancia con mayor certeza, sino que podrá estacionar en lugares donde el espacio no permita salir del vehículo por falta de espacio para abrir las pueras.

 




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X