Segurojoven.com - Comparador de seguros de coche y moto contctanos


El seguro de vida indemnizó a 55.000 familias en España durante el 2013

Unas 55.000 familias se vieron beneficiadas por las indemnizaciones del seguro de vida durante el año 2013 como consecuencia del fallecimiento o la invalidez permanente de los tomadores de las pólizas.

Según un estudio de Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA) realizado para la Memoria Social del Seguro elaborada entre 25 compañías que abarcan más del 83 por ciento de la cuota del seguro de vida, estas 55.000 familias llegaron a cobrar casi 32.000 euros de media de dichas indemnizaciones.

El pago de estas 55.000 indemnizaciones tuvo de esta forma un elevado coste para las compañías aseguradoras que operan en España, pues supuso un coste de unos 1.740 millones de euros para las aseguradoras.

Seguro


El mismo estudio desvela que como norma general los hombres son más proclives a adquirir un seguro de vida que beneficiará a sus familias, mientras que las mujeres que contratan este seguro, a su vez, tienen una esperanza de vida mayor que las de los varones.

Regiones con mayor siniestralidad

El estudio de UNESPA ha señalado a Tenerife como la región donde más indemnizaciones pagan las aseguradoras registrando un total de 115 indemnizaciones por cada 100.000 habitantes asegurados, algo que la propia entidad achaca a la importante cantidad de europeos del centro y norte del continente que eligen la isla canaria como lugar donde pasar su jubilación y la última etapa de su vida.

En este sentido, las regiones que siguen a Canarias como las regiones con más siniestralidad son Álava, Guipúzcoa y Vizcaya, así como Navarra, Madrid y Barcelona.

Por el contrario, Ceuta, Melilla, Albacete y Salamanca son las regiones con menos siniestralidad, diferencia que según UNESPA se debe a que son las regiones donde el nivel adquisitivo es mayor donde más contratación del seguro de vida existe.

¿Tiene mi familiar difunto un seguro de vida?

En muchas ocasiones, los tomadores de los seguros de vida no llegan nunca a comunicar a sus familiares o beneficiarios la existencia de una póliza que les asegura, por lo que es bastante habitual que tras un muerte repentina e inesperada los beneficiarios de pólizas de seguro no lleguen a conocer la existencia de dichas pólizas.

El Ministerio de Justicia pone a disposición de los ciudadanos el Registro General de Actos de Última voluntad, una base de datos donde quedan reflejados todos los contratos de vida que los clientes de aseguradoras han cerrado con las empresas del sector.

Para conocer si existe una póliza de la que nosotros podamos resultar beneficiados será necesario dejar transcurrir un plazo mínimo de 15 días desde la muerte del posible tomador, para solicitar mediante el Modelo 790 y el certificado de defunción el resultado del registro.

Según los plazos establecidos, en un periodo de siete días deberían comunicarte si el fallecido disponía de alguna póliza de vida y cuál es la compañía que la proporciona, por lo que posteriormente podrás solicitar a la aseguradora si eres o no el beneficiario de dicha póliza.




Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar datos de utilización web. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información. X